¿Menos productividad? no está mal, estás trabajando en el medio de una pandemia

Los empleados se esfuerzan por mantener el mismo nivel de rendimiento que antes sin tener en cuenta cómo esta nueva situación les afecta psicológicamente

Con la pandemia y el aislamiento obligatorio, los trabajadores se encuentran perdidos, dispersos y luchando por ser productivos, y muchas veces se ven obligados a esforzarse más que antes, sufriendo un estrés añadido
Con la pandemia y el aislamiento obligatorio, los trabajadores se encuentran perdidos, dispersos y luchando por ser productivos, y muchas veces se ven obligados a esforzarse más que antes, sufriendo un estrés añadido

La pandemia ha obligado a millones de trabajadores a buscar un hueco desde el que trabajar en casa mientras aprenden a convivir con un virus que sigue expandiéndose por todo el mundo. Hemos tenido que acostumbrarnos a lidiar con la inseguridad y las malas noticias de familiares contagiados. A limitar nuestros movimientos, dejar de ver a compañeros y amigos y a compaginar la vida personal y laboral entre cuatro paredes. Y todo, tratando de que el rendimiento y la productividad laboral no decaigan.

Como resultado, los trabajadores se encuentran perdidos, dispersos y luchando por ser productivos para avanzar mínimamente en cualquier tarea. Con esta situación, se ven obligados a esforzarse más que antes para mantener el mismo rendimiento porque ahora están sufriendo un estrés añadido. Algunos estudios han encontrado ya que la pandemia y sus efectos secundarios, como los cambios de hábitos, afectan a la capacidad para concentrarse y para mantener la atención. Tareas que antes se resolvían con facilidad requieren ahora más esfuerzo, también porque ha cambiado la forma en que nos comunicamos con los compañeros de trabajo.

A veces son las empresas quienes están exigiendo mantener este nivel de productividad. “En mitad de esta crisis económica algunas compañías están exigiendo más que antes a sus trabajadores”, señala Dafne Cataluña, psicóloga y fundadora del Instituto Europeo de Psicología Positiva. “Es lícito hacerlo, siempre que tengan en cuenta en qué estado y bajo qué coste emocional tienen que trabajar sus empleados. Hay que plantearse qué cantidad de tareas diarias puedes hacer sin perder más bienestar del que ya te ha quitado la pandemia”.

Pero la presión también viene de dentro. Muchos trabajadores intentan rendir tanto como antes pasando por alto cómo la situación extraordinaria que estamos viviendo nos afecta psicológicamente. “Hay cierta falta de conciencia del propio estado. A veces estamos tan inmersos en un objetivo que nos olvidamos de mirar el desgaste que está suponiendo a nivel emocional. Damos prioridad a terminar la tarea y no a cómo nos sentimos con ello”, explica Cataluña.

A veces substimamos la salud psicológica y su impacto. Es como querer rendir lo mismo cuando estás con una gripe o un catarro considerable: el rendimiento se verá afectado

Por María Victoria Sanchez Nadal

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/tecnologia/se-menos-productivo-por-un-rato-estas-trabajando-en-el-medio-de-una-pandemia-nid18122020/

Autor entrada: smartcity