Los lomos de burro estarían afectando al medio ambiente

Según el prestigioso Instituto Británico para la Salud y la Excelencia, NICE (National Institute for Health and Care Excellence), los lomos de burro incrementarían las emisiones de gases contaminantes por parte de los automóviles. Esto sería porque obligan al conductor a reducir y aumentar su velocidad reiteradamente, con los cambios de marcha asociados a estas variaciones.

La contaminación en caminos que poseen estos reductores de velocidad sería un 60% mayor en dióxido de carbono y un 47% mayor en cantidad de partículas emitidas, con respecto a la conducción fluida. Según el director del NICE, Ralph Bagge, «la conducción fluida reduce las emisiones contaminantes y la producción de partículas. Una conducción de constantes arranques y paradas provoca también la emisión de partículas de freno y neumáticos».

Esta información nos hace replantearnos nuevamente, ¿Qué tan importante es la reducción de velocidad en la disminución de accidentes? ¿Existirá alguna forma igualmente efectiva para mejorar la seguridad de conductores y peatones, sin contaminar el medio ambiente?

 

Autor entrada: smartcity